La utilización del gestor de contenidos por parte de instituciones y entidades culturales supone las siguientes ventajas:

  • Ahorro de costes, ya que el desarrollo tecnológico está hecho y el único coste es el de duplicación de la base de datos y la adaptación de las plantillas a la identidad corporativa.

  • Mayor posicionamiento y visibilidad de la entidad. Al centralizar los contenidos en un mismo sitio se consigue que el 100% de los contenidos de la entidad se consuman en su propio ecosistema, no derivando el tráfico a terceros y facilitando la realización de marketing de contenidos.

  • Gestión eficiente de contenidos, puesto que todos los contenidos y autores se encuentran almacenados y vinculados mediante un juego de etiquetas que define la entidad.

En resumen, este gestor de contenidos puede resultar de especial utilidad en modelos de negocio que requieran de:

  • Divulgación de contenidos formativos vinculado al sector cultural.
  • Divulgación de contenidos culturales.
  • Gestión de teatros y festivales.